El mantenimiento de los suelos laminados es muy sencillo. Si utiliza los productos de mantenimiento adecuados el suelo conserva su espléndido aspecto por muchos años.

Mantenga su suelo nuevo en excelentes

condiciones

durante muchos años

Proteja su inversión.

Para protejer los suelos laminados, recomendamos que tome las siguientes precauciones:

  • Evite el contacto con suciedad, arena, grava y sustancias como aceite o asfalto colocando alfombrillas y felpudos con reverso en vinilo en la puerta delantera y trasera de su casa.
  • Utilice protectores para suelos y procure elegir mobiliario con patas/ruedas con una amplia superficie de apoyo para reducir el impacto de los objetos pesados sobre el suelo.
  • Mantenga una humedad relativa del 40 al 60% en los interiores durante todo el año, con el fin de limitar la expansión y la contracción natural de la madera.
  • Evite que los objetos afilados corten o arañen el suelo. Si tiene silla con ruedas, compruebe que sean de goma y no de plástico duro.
  • La superficie de los suelos laminados es especialmente duradera y resistente al desgaste, por lo que no requiere ningún cuidado adicional. No requieren pulido, barnizado, abrillantado o encerado porque conservan intactas las propiedades originales.
  • Los suelos laminados tienen una superficie dura y sin porosidades, por lo que no es necesario que los limpie siempre con una fregona húmeda. Bastará con que lo haga de vez en cuando.

Como limpiar los suelos laminados.

Que hacer en caso de…

Las manchas debidas al uso habitual y la suciedad, las ralladuras de los zapatos o marcas de lápiz se retiran fácilmente y no dejan rastro.

CAUSA > SOLUCIÓN

  • Para marcas de goma, ralladuras producidas por los tacones, suciedad de la calle, marcas de lápiz o cera, utilice un paño para el polvo.
  • Para manchas de fruta, leche, cerveza, vino, te, refrescos,.. limpiar inmediatamente con un trapo absorbente o, si ya se ha secado, pasar primero un paño húmedo y frotar después hasta que se seque la zona.
  • Para manchas de sangre, orina: retirar inmediatamente con un trapo o paño húmedo y limpiar cualquier resto de suciedad con un producto limpiador especial para suelos laminados.
  • Para manchas de esmalte de uñas, betún, barniz, tinta, maquillaje, rotulador, etc: retirar con acetona aplicada sobre un paño limpio y frotando suave en la zona afectada. Siga las instrucciones de seguridad que se adjuntan con el producto utilizado. No utilice productos de limpieza grasos como aguarrás.
  • Para manchas de chocolate, grasa, aceite,..: retire con un limpiador específico para suelos laminados.

¡Precaución!

Nunca utilice limpieza con vapor, pues daña el laminado.

La primera vez:

  • Retire la suciedad y el polvo con una escoba suave o con el aspirador con un cepillo suave especial para parquet.
  • Limpie el suelo con un paño seco para el polvo.
  • Cambie el paño y vuelva a limpiarlo
  • Retire cualquier resto de suciedad con un limpiador humedecido y vuelva a limpiar.
  • Si fuera necesario, vuelva a repetir la operación de limpieza con el trapo humedecido.

A diario: limpieza en seco.

  • Utilice el aspirador con un cepillo suave especial para parquet o mopa.
  • Limpie el suelo a lo largo de los paneles, con brazadas largas en un movimiento perpendicular de zigzag.

Uso intensivo: Limpieza con un paño ligeramente húmedo.

  • No se recomienda utilizar trapos muy húmedas porque podrían causar daños duraderos en el suelo. En su lugar, limpie los suelos laminados con un paño bien escurrido.
  • Desplace el paño a lo largo de los paneles, con brazadas largas en un movimiento perpendicular de zigzag, sin ejercer presión.
  • Limpie toda la superficie con un paño limpio(algodón/felpa) y seque cualquier humedad inmediatamente.